Etiquetas

martes, 8 de abril de 2014

Tomo mis medidas.


A las mentes delgadas.

Me debato entre la talla 42 y la 44, nunca he tenido la 38, ni pienso, y a veces tuve la 46…Lo digo sin complejos ni estructuras maquiavélicas que conduzcan a trastornos de conducta. Me siento bien. Siempre tuve claro que no era delgada como otras, me crecieron las tetas demasiado pronto, y pese a adoptar una postura genuflexa y casi una incipiente chepa, lo asumí desde el principio: soy tetona.
Nunca me sentí gorda; era fácil convertir el ligero sobrepeso en una virtud: grande, gordita, jamona, guapaza, mujer de peso, con redondeces otoñales, rubensiana, reborondita…todo para que años más tarde, recuperadísima de los excesos tras tres embarazos seguidos, pasara a ser delgada por un corto/medio período de tiempo. Cambio de metabolismo dicen algunos, yo lo llamo: "nocomerynopararporquenotienestiempodenadacontresniñoslacasayeltrabajo"… y así, me planté en los 60 kilos…barrera psicológica para ser considerada  delgada si mides 1.68 cm, y  si no le sumas dos o más…No estaba mal, la que tuvo retuvo…pero no me gusta verme con cara de pito en las fotos de esa época ( menos en las de la boda de mi amiga Milagritos,  que estoy cañón ), y mucho menos sin mis tetas, mis dos hermosas tetas, reducidas a su mínima expresión tras largos períodos de lactancia seguidos…”como las de la señora Vicenta”, decía mi madre, “dos pellejitos”…Afortunadamente todo vuelve a su ser, y mi ser ideal es encontrarme cómoda en la talla 42/44, la L/XL (añádanse más equis cuanto más chino sea el establecimiento) y la 95C.
Podéis tomar medidas, yo…ya he tomado las mías.

P.D.: No es incompatible el ser "gordita" con ser de izquierdas, pese al hambre del mundo y pese a quien le pese, yo no me peso ni me pesa.


Fdo: Lola Menta.
(íntima amiga de Isadora)

 


5 comentarios:

  1. Pues sí, cada cual a tomar sus medidas y las tuyas son estupendas.

    Besos, reina.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Yo quiero ser tetonaaaaaaaaa!!! Bravo, Lola. ¡Me encanta!

    ResponderEliminar