Etiquetas

miércoles, 31 de octubre de 2018

COLORÍN COLORADO


“Por más que digan la muerte es
solo un cuento para niños”
(Tristan Tzara)

Atrás quedó la calle estremecida.
Partí en busca de peces de amargura
y luz para tejer este poema.
Secas mis manos en la acera
acunan el sonido de la tarde
cuando brotan los versos por mis dedos
y se arruga la noche en mis bolsillos.

Piedras, una tras otra…
Tropiezo, caigo, me levanto,
mendigo un rayo de sol
mientras el viento siega mi cordura.
Crece el mar y el poema muere
bajo el azul oscuro de este instante.

Verano tras verano
se burla el tiempo de nosotros,
nos duele el viento
en ese mismo mar que abre sus ojos
y dibuja un país en mi cabeza.
Soy solo una mujer que se levanta,
mujer que se vacía en estos versos,
mujer en días ciegos de esperanza.

“Por más que digan la muerte es
solo un cuento para niños”



Ilustración: 
"Tejedora de Bosques" - Denise Ullmann

jueves, 20 de septiembre de 2018

LIBERTAD

"Habrá un día
en que todos
al levantar la vista
veremos una tierra
que ponga libertad" 
( JOSÉ ANTONIO LABORDETA )



Al fin llegó.
Libres mis pies y mis pupilas,
pude mirar al sol.
Todo está igual, nada ha cambiado,
y yo sigo agachada, sin luz, tragando tierra.






domingo, 16 de septiembre de 2018

CITA A CIEGAS ( Otro título regalado por Rafael Soler )

“ Hoy llegarás tarde, me temo, a casi todo” ( Rafael Soler )


Viento del norte en su mirada,
pupilas sin retorno
y los bolsillos llenos de pasado.
Memorias de un verano tierra adentro,
se desdibuja el sol, triste mandala.
Mientras, rozan sus manos el presente
sin vocación de ser poema.
-          “Quiero volver a mi casa”, dice,
la vuelvo a engañar,
con esas frases hechas que le gustan,
preñando una esperanza que hace aguas,
en medio de un futuro que no existe.

Hoy llegará tarde, me temo.


shutterstock_300041237

martes, 19 de junio de 2018

EFECTO LLAMADA

"...Si el verso como el hombre
no fuese de cristal
sino de barro."
( León Felipe )


Alambres de cuchillas, concertinas;
canto ensordecedor, una sirena;
un negro sin futuro, un ser humano.
Busquemos un poeta en las fronteras
sin versos de cristal y pies de barro
para poder llamar a las cosas por su nombre,
y lavar las conciencias con su sangre.




Ilustración de Juan Vida para el cartel de JORNADAS SOBRE DERECHOS
HUMANOS E INMIGRACIÓN MOTRIL 2014 

martes, 12 de junio de 2018

"DAOS FRATERNALMENTE LA PAZ"

Es difícil vivir tan de prestado,
tender la mano a mis recuerdos,
mis deseos de amar y mis temores
y que surja el poema de milagro.
Apenas sé rezar, y si pudiera
pediría volver a aquellos años,
de Credo, de uniforme y crucifijo,
de chocolate y pan en la merienda,
de domingos en misa.
Y mientras tanto en Siria,
y mientras tanto en Gaza
la muerte se acomoda en las esquinas.


Verschränkte Hände

Pablo Picasso

lunes, 11 de junio de 2018

AFONÍA

"...Voló el poema
después ya nada importa."
( Ana Galán )


Sé que podría cantar,
o contar hasta diez sin un respiro,
y sin embargo lloro a cada instante.
Observo desde mi ventana
las urracas que anidan en el árbol
y aunque de dos en dos dan buena suerte
no dejan de ser  aves carroñeras,
me robaron la voz tras el espejo,
ahora mi garganta yace huera.
Incubo las palabras en silencio
esperando el milagro del poema.
Pero yo sigo así, como asustada.


Resultado de imagen de NIDOS DE URRACAS
Imagen de Google

viernes, 8 de junio de 2018

LA CALDERONA


Dicen que habrá una sierra con mi nombre.
Se reunirán poetas cada año,
será por mayo, en primavera.



En Madrid, 1611.
Llovía, era diciembre,
los tejados lloraban en silencio.
Expósita mi nombre,
actriz sin vocación, me cristianaron
en pila bautismal venida a menos.
San Martín perdonó mi baja cuna.
El resto es solo ya la vil comedia.
Una vida dorada y polvorienta
que me prestó el destino esa mañana.
Yo fui la dama boba, la hechicera,
amante sin amor y malcasada,
inocente y gallarda servidora.
El Rey me retiró del escenario,
me hizo madre de un hijo de la tierra.
Me encerró en un convento de clausura,
hasta que en una mañana de septiembre
que reflejaba el sol tras los cristales,
acaricié mis rizos con cuidado
y oré con la cabeza descubierta.
No se supo más de mí.


Resultado de imagen de LA CALDERONA CASA MUSEO LOPE DE VEGA