Etiquetas

martes, 5 de mayo de 2015

Turno de oficio que siempre indica,
donde pasar las horas, cuesta arriba.
El bolso lleno de cosas inservibles,
que me pueden hacer falta si me pierdo:
una libreta pequeña por si las musas,
un poco de dinero por si las moscas,
un pañuelo de papel por si estornudo,
una linterna por si no amanece,
un paraguas roto por si no llueve,
un libro de poemas por si estoy sola,
una llamada perdida que suena
en el preciso instante en que te invento.
Y es entonces, justo entonces
cuando no me hace falta nada más.






No hay comentarios:

Publicar un comentario